image El victimismo del patito feo image Planes en Navidad, abrázame fuerte

Los tiempos corren…

Aún con el bikini puesto y las señales evidentes en nuestra piel de los rayos de sol ya encontramos la nueva temporada para el próximo otoño-invierno en tiendas de moda y productos típicos de Navidad expuestos en muchos supermercados antes que finalice septiembre, cuando estamos en plena campaña de “vuelta al cole”.

Se trata de estrategias de marketing de expertos con el fin de llegar al consumidor para hacer frente al frenazo de consumo producido por la inestabilidad económica de este país, y que se ponen en marcha para aprovechar estas fechas en las que se realizan compras de forma masiva e impulsiva. Este método se repite cada año y por eso la percepción es que la Navidad cada vez comienza antes. Si la tendencia se prolonga llegará un punto en que las típicas promociones que se hacen en el supermercado se harán a pie de playa. La realidad es que, sin darse cuenta, hoy se está en la playa y mañana brindando en una de las épocas más consumistas del año.

Según estudios realizados es un pequeño porcentaje de la población el que compra antes de noviembre, así que hay que apuntar a los expertos que igual no es tan efectivo adelantar demasiado las estrategias de venta pues ahora se controla más el gasto, muchas familias tienen problemas económicos y en ocasiones no reparamos en una solución eficiente para poder ayudar a mejorar nuestra situación y una de las primeras medidas es aprender a controlar los consumos de energía. La pregunta que todos los consumidores deben hacerse es si se hace un consumo responsable en el hogar, si se controla el ahorro energético, y si se sabe cómo hacer para ahorrar energía… ¿Se hace un buen uso de nuestro sistema de calefacción?, ¿mantenemos una buena temperatura en nuestras estancias? ¿se ha valorado el aislamiento cuando se ha realizado alguna reforma en casa?. ¿Se tiene en cuenta el etiquetado energético a la hora de realizar la compra de un electrodoméstico? ¿Se evalúa el consumo de energía?.

Ante todas estas cuestiones es conveniente saber aprovechar las horas de luz para determinadas tareas y obtener información sobre el consumo de los electrodomésticos, y sobre todo de estos en reposo; estos aparatos suponen un gasto de energía mayor en el tiempo de reposo que durante su uso.

Revisar el consumo de los aparatos en reposo o elegir aparatos que no registren consumo de energía cuando no estén en uso también debe ser una medida de ahorro, pues este es un gasto oculto en el hogar y hay que valorar que no se trata sólo de un ahorro económico sino también medioambiental.

En la siguiente imagen podemos ver un listado de aparatos con mayor consumo en espera:

tabla

Por lo tanto, si tu economía no es de lo más solvente en este momento, es fundamental intentar moderar el consumo energético y por supuesto suavizar la siempre temida cuesta de enero vigilando el gasto en las fechas que se aproximan.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR