image Planes en Navidad, abrázame fuerte image VERde que te quiero VERde

Propósitos, vuelta a empezar…

Hablamos en entradas anteriores de cómo corría el tiempo, ya que casi con el bikini puesto nos habíamos encontrado de frente con la campaña de Navidad. Ya pasado este periodo, de nuevo nos incorporamos a las rutinas del nuevo año, y lo hacemos con nuevos propósitos. A veces la nostalgia se apodera de nuestras emociones, pero en verdad ya estamos haciendo la cuenta atrás para organizar las próximas vacaciones.

Y vuelta a empezar… nos encontramos en la línea de salida, en la misma que estábamos en septiembre recién incorporados al trabajo después de las vacaciones y llenos de nuevos propósitos, no muy diferentes, pero de la misma forma y poco a poco se han apagado con nosotros; y con el paso del tiempo han buscado el hueco para volver a ser escritas una vez más en el mismo punto donde las dejamos, en el punto de partida; volvemos a la rutina habitual y nos olvidamos por completo de nuestros propósitos.

¿A ti también te ha pasado? De la cuidadosa lista que querías lograr, la mayoría están incompletos, y posiblemente nadie de nosotros se detenga por unos minutos en pensar las claves de cómo conseguir esos propósitos. Por eso es tiempo de tomar decisiones, y tal vez el secreto para poder cumplirlos esta vez resida en ese desarrollo personal y emocional, en saber cómo afrontar las nuevas situaciones y tomar decisiones que nos ayuden a cumplir todo lo que nos proponemos: hay que tener un plan que funcione. La cuestión es que cada segundo cuenta y es un momento, un instante, es una historia que continúa y que nos acerca o nos aleja de personas, cosas o ilusiones hasta otro momento en el que vuelva a empezar.

En vez de propósitos, deberíamos definir lo que queremos y cómo lo vamos a conseguir, conocer lo que realmente ansiamos, y esto no llega por arte de magia. Empecemos por cargarnos de energía, tener un plan de acción para descubrir nuevos tiempos, sorpresas, unas buenas y otras no tan buenas, mientras avanzamos con ilusión porque solo así percibiremos la meta que no nos sitúa en el punto de partida. Todo, para tener tu meta bajo control.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR