Emocional

PARA QUÉ????

Quizá la impotencia sea la emoción más presente en estos tiempos que vivimos o que nos están haciendo vivir.

La impotencia,  la falta de capacidad o la ineptitud para solventar o realizar una acción.

La impotencia, disfunción eréctil producida por lesión física o psíquica, la ansiedad, el estrés o la depresión son algunas de las situaciones mentales que pueden dar lugar a que se sufra esta mencionada impotencia.

No me refiero a este tipo de  impotencias que surgen de forma casi endógena, me refiero a esa FRUSTRACIÓN desbordada que se genera cuando posicionan al individuo en situaciones de total injusticia, avasallamiento, sometimiento, indefensión… Sin Salida.

Los  poderes políticos,   mediante manipulación de las normas, leyes, decretos, etc., que ellos mismos redactan y aprueban,  dan cobertura legal a lo que toda la vida se ha llamado  abusar, prevaricar, denigrar, someter,…. con total desvergüenza y total impunidad.

Nos están esquilmando mediante impuestos, tasas, sanciones hasta agotarnos, económicamente y lo que es peor, SICOLOGICAMENTE.

Al principio te preguntas por qué, y te indigna, pero como estamos muy bien domesticados…. claudicamos,  porque aunque no lo parezca, los españoles somos solidarios y sabemos que hay que aportar para tener bienestar social: Educación, Sanidad, servicios sociales, etc.;

Y como poco a evolucionado esto desde la Edad Media, vuelven a girarnos otro “diezmo”  que pagamos como plebeyos que somos, cargados de miedos, preferimos lo “malo conocido, que lo bueno por conocer”, los españoles  somos cómodos, sumisos, y sabemos que tenemos que pagarles sus “devenires”.

Y así llevamos años, muchos años, demasiados años………….

Y llega un momento que es tanta la Injusticia, tanto el abuso, tanta LA IMPOTENCIA de no poder luchar contra los molinos de viento,  que nos volvemos seres frustrados, apáticos, desmotivados y ya sólo nos dejan preguntarnos PARA QUÉ “COÑO” VOY A MOVER NI UN DEDO???.

De eso se trata y esa es su estrategia, agotarnos por aplastamiento de derechos y libertades.

Dicen que estamos en una social democracia, y en realidad es una dictadura férrea y cruel, porque crees que puedes … y es sólo un espejismo.

No podemos cruzarnos de brazos y volvernos seres robotizados,  apáticos, frustrados y gregarios. Tenemos que luchar, enfrentarnos a la injusticia del tipo que sea, tenemos que pelear con todas nuestras fuerzas,

PARA QUE exista una sociedad Justa donde todos tengamos las mismas opciones y oportunidades.

PARA QUE las generaciones nuevas tengan un futuro como seres libres no sometidos a la esclavitud de la producción por un plato de comida.

PARA QUE el centro de nuestras vidas sean otras personas, seres queridos  y no convertirnos en animales de granja destinados exclusivamente a generar riqueza para otros.

PARA QUE ir a trabajar cada día, sea una alegría y no un castigo, porque las condiciones de trabajo sean inhumanas.

En definitiva, PARA QUE nos sintamos verdaderamente libres, opinar y trasmitir lo que sentimos sin miedo a que nos juzguen, o salirnos de carril y ser castigados.

Te ruego que reflexiones, Si estas de acuerdo y te apetece, comparte PARA QUE no nos demos por vencidos y entre todos logremos ir cambiando esta sociedad decrépita e injusta en la que nos estamos transformando.

Sueños. Soñar una vida

Crecemos en una vida llena de comparaciones, vivimos siempre en una continua comparación, desde muy pequeños nos hacen ver lo que está bien y lo que está mal, nos hacen diferenciar entre lo mejor y lo peor haciendo juicios de valor y así nos pasamos toda la vida, siempre pensando qué debemos elegir.

Al final somos la consecuencia de nuestras elecciones, pero también hay excepciones y hay quienes crecen soñando. Soñar no es un aprendizaje.

Soy una persona soñadora, imagino cosas generalmente con placer, cosas que puede que no sucedan y que solo existen en mi mente, pueden ser realidad o no, pero allí no existen las reglas.

Los sueños nos transportan a otro mundo, nos sitúan en otro escenario y nos hacen vivir capítulos diferentes de nuestra vida real que igual no podríamos vivir despiertos y que cuando los recuerdas al menos hacen que no te rindas o al menos no pierdes la esperanza de luchar para alcanzarlo. Hay quienes se atreven a llamar loco aquel que sueña por abrir una puerta de su mente mientras ellos mismos malgastan su tiempo sin saber vivir su propia realidad.

Los sueños son únicos, soñar te hace mantenerlos vivos y hacerlos más reales, poco a poco casi puedes tocarlos, depende de ti, quien sueña vive y quien vive alcanza sus sueños porque cada uno de tus sueños conecta con la realidad,  porque los sueños se constituyen de los pensamientos de un soñador.

Te invito a soñar conmigo, a levantarte cada mañana con esa actitud de cumplir tus sueños, lograr tus metas, aprovecha la oportunidad de tu subconsciente y sueña cada día.

Soñar es la única forma de mantenerse despierto en este mundo que te cierra los ojos, valora que sueño a sueño y paso a paso se alcanzan la meta, solo hay una, no tienes que elegir.

Sueña y vive despierto.

VERde que te quiero VERde

Quien no ha escuchado alguna vez el dicho de… “quien de verde se viste, bonita se cree”, dicen que todos los refranes trabajan y que nadie es profeta en su tierra, a ti te encanta el color, pero no sabes por qué cuando te queda tan mal.

Lo cierto es que el color verde es el color de la primavera y de todo aquello que puede crecer, por este motivo; está asociado con el progreso y el desarrollo. Además, es el color de la frescura, la juventud, la aventura y creatividad. No es triste ni alegre, y proyecta vitalidad, por lo que es perfecto para la ropa.

El color es uno de los muchos elementos que nos ayudan a mejorar nuestra imagen y en el día a día influirá en la personalidad, la imagen personal es parte de nuestra marca e identificarte te permitirá elegir los colores correctos y potenciar tu propia marca.

Los colores tienen propiedades. Debemos conocer que transmiten y que comunican cada uno de ellos; dependiendo de lo que queramos proyectar en cada momento, además de potenciar la belleza natural de las personas el impacto que provoca en las emociones es bestial por eso deberíamos dominar el uso del color.

Estos nos aportan más o menos dependiendo de nuestras características físicas, debemos analizar nuestra piel, ojos o color del cabello para poder identificarnos con una estación del año (la teoría de las estaciones) y aprender a utilizar los colores que más nos favorecen. Usar un color equivocado puede resaltar nuestras imperfecciones por ello deberíamos diferenciar entre colores fríos y cálidos.

colores

La primavera es cálida, clara y brillante; el verano es frío, claro y suave; el otoño es cálido, oscuro y suave; y el invierno es frío, oscuro y brillante.

Una vez hayas realizado este análisis podrás saber qué color te beneficia más, si eliges bien, te sentirás aún mejor.

Buscar equilibrio entre sensaciones y color.

Propósitos, vuelta a empezar…

Hablamos en entradas anteriores de cómo corría el tiempo, ya que casi con el bikini puesto nos habíamos encontrado de frente con la campaña de Navidad. Ya pasado este periodo, de nuevo nos incorporamos a las rutinas del nuevo año, y lo hacemos con nuevos propósitos. A veces la nostalgia se apodera de nuestras emociones, pero en verdad ya estamos haciendo la cuenta atrás para organizar las próximas vacaciones.

Y vuelta a empezar… nos encontramos en la línea de salida, en la misma que estábamos en septiembre recién incorporados al trabajo después de las vacaciones y llenos de nuevos propósitos, no muy diferentes, pero de la misma forma y poco a poco se han apagado con nosotros; y con el paso del tiempo han buscado el hueco para volver a ser escritas una vez más en el mismo punto donde las dejamos, en el punto de partida; volvemos a la rutina habitual y nos olvidamos por completo de nuestros propósitos.

¿A ti también te ha pasado? De la cuidadosa lista que querías lograr, la mayoría están incompletos, y posiblemente nadie de nosotros se detenga por unos minutos en pensar las claves de cómo conseguir esos propósitos. Por eso es tiempo de tomar decisiones, y tal vez el secreto para poder cumplirlos esta vez resida en ese desarrollo personal y emocional, en saber cómo afrontar las nuevas situaciones y tomar decisiones que nos ayuden a cumplir todo lo que nos proponemos: hay que tener un plan que funcione. La cuestión es que cada segundo cuenta y es un momento, un instante, es una historia que continúa y que nos acerca o nos aleja de personas, cosas o ilusiones hasta otro momento en el que vuelva a empezar.

En vez de propósitos, deberíamos definir lo que queremos y cómo lo vamos a conseguir, conocer lo que realmente ansiamos, y esto no llega por arte de magia. Empecemos por cargarnos de energía, tener un plan de acción para descubrir nuevos tiempos, sorpresas, unas buenas y otras no tan buenas, mientras avanzamos con ilusión porque solo así percibiremos la meta que no nos sitúa en el punto de partida. Todo, para tener tu meta bajo control.

Planes en Navidad, abrázame fuerte

El tema principal de estos días es sin duda la fiesta de la Navidad, todas las familias y grupos de amigos se reúnen para celebrar la Navidad, casi todos los post hablan de planes de Navidad, recetas para Navidad, compras de Navidad pero si leemos “abrázame fuerte”, muchos pensaremos en el título de una canción, de un libro o de un estreno sin más, como titular es perfecto pero la duda es si realmente nuestros deseos son en Navidad, porque parece que tenemos miedo al contacto físico y nos resulta más fácil regalar un perfume en Navidad que regalar un abrazo.

Miremos a nuestro alrededor y pensemos si está abrazando lo suficiente a quienes nos rodean, abrazos profundos, de afecto de personas que te tocan lo más profundo de tu corazón, de las que se cuelan en tu vida haciéndote el corazón más grande, y es ese momento que se produce un instante mágico mucho más allá de un regalo de Navidad porque ya sobran las explicaciones y quita sentido al pensar en eso que tanto deseaba tener.

Un abrazo es un instrumento de gran utilidad que puede comunicar mucho, pero necesitamos de otras herramientas, nos hacen falta las palabras, es necesario pedir que nos abracen fuerte como una expresión pura de emoción para sobre todo no pensar cuando alguien nos falta si le abracé lo suficiente.

Pensar que se pueden mezclar los sentimientos, el abrazo con el olor a perfume del otro convertido en una sensación extraordinaria, señas que nos aproximan. Recordar que nunca es tarde para demostrar, decir o pedir a esa persona lo que significa en nuestra vida, pensemos en ella y en quienes nos acompañan a lo largo de nuestra existencia, agradecer su presencia porque ellas suman pequeñas emociones que hacen nuestra vida aún más grande.

Cierra los ojos y abrázame fuerte, feliz Navidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR