Interiorismo y emoción

El victimismo del patito feo

Hoy en día, en nuestra sociedad podemos ver como las personas estamos expuestas a un gran número de patologías, unas más graves que otras. Varios tipos  Cáncer, alergias, enfermedades cardiovasculares, mentales o trastornos psicológicos.

Conscientes de ello,  y como es normal,  buscamos soluciones y curas basadas en la investigación científica, en los avances tecnológicos, en terapias dirigidas por profesionales de la medicina y la psicología y últimamente cada vez más en terapias alternativas de curación.

Hasta aquí todo es de sobra conocido, solo pretendía ubicar al lector.

Con permiso de los profesionales, y aunque no esté definido como enfermedad,  me gustaría añadir un nuevo padecimiento a la lista de patologías más  comunes de la sociedad occidental.  Se trata  de una afección que forma parte del día a día de un gran número de personas pero  conocida por muy pocos.

La enfermedad del “VICTIMISMO”                       

El “victimismo” está definido como una actitud ante la vida. He decidido otrogarle el adjetivo de enfermedad debido a que se propaga, se contagia y se convierte fácilmente  en una actitud crónica.

Los síntomas

El síntoma principal es la posición de victima en la que elige ponerse el afectado ante las cosas que le ocurren en la vida. El quejarse  constantemente y la autocompasión son otros síntomas que delatan la enfermedad a simple vista.

Otro indicio no tan claro del victimismo es por ejemplo un elevado nivel de “egocentrismo”, el cuerpo humano somatiza este síntoma con un desprendimiento de retina gradual que impiden al enfermo ver más  allá de su propio ser. Tomarse  ciertas libertades para actuar que generan daño a otras personas o la potestad para juzgar en todo momento también son derivados del síntoma de egocentrismo.

Los afectados no siempre expresan estos  síntomas a otra gente, en algunos casos  se lo guardan  para  ellos mismos. Esto se define (lo defino) como síntomas enquistados, y es un agravante de la enfermedad debido a que es más difícil su detección

Mas signos que indican este  padecimiento son: la necesidad de cariño o sentirse arropados constantemente, una actitud posesiva hacia la gente que le rodea, el magistral uso  de la comunicación oral,  incurriendo con ello en el llamado chantaje emocional o  el darle la vuelta a la tortilla para huir de la responsabilidad de sus actos, la falsa humildad  y por último el uso de la culpa como arma arrojadiza.

Pero el victimismo tiene una parte aún peor que es lo que hace que sea muy complicado para los indispuestos salir de la enfermedad. La posición de victima genera la creencia en los afectados de que tienen el derecho de hacer o decir lo que los demás no pueden. Esta es una posición muy cómoda y que  otorga a los dolientes cierto poder sobre otras personas.

Afectados

No existe un ratio de población concreto de afectados por el victimismo. Pueden ser de cualquier edad y género. En caso de aparición en niños puede durar toda la vida si no se detecta y se trata posteriormente. (Conozco algún caso) El victimismo también puede aparecer de manera repentina después de pasar una mala experiencia o suceso traumático, o puede ser una actitud usada como método de defensa por gente que siente inseguridad. Normalmente las afecciones de victimismo e inseguridad están estrechamente ligadas.

El victimismo no solo es problema del enfermo, como otras muchas enfermedades también afecta a la gente que le rodea, sobre  todo  a sus más allegados.  De hecho estos últimos son los que más sufren la enfermedad, incluso más que el propio enfermo.

 Tratamiento

Quizá no exista un tratamiento genérico para acabar con el victimismo, solo tratamientos personalizados y  métodos para reducir los síntomas. Estos métodos cambian dependiendo  de si padeces victimismo de forma directa o de si eres un afectado colateral de la enfermedad.

Para los afectados indirectos

Un afectado indirecto o colateral del victimismo es aquella persona que comparte su vida o gran parte de ella con el enfermo,  sobre todo si es un ser querido. En estos casos la enfermedad es más virulenta.

Si usted conoce a un enfermo o enferma de victimismo, la metodología a seguir pasa por lo siguiente:

1º No juzgue al enfermo, Sincérese con él.  Dígale lo que opina de su enfermedad, dígaselo desde el buen trato y pensando en lo mejor para él o ella, elija las palabras correctas ya que puede que esta acción desemboque en un ataque de victimismo haciéndose patentes los síntomas del magistral uso de la comunicación oral y la culpa como arma arrojadiza. Debe esperar este ataque por parte del enfermo y no caer en la discusión ni dejar que le afecte. En los mejores casos el paciente aceptara su condición de enfermo y comenzará por si solo el proceso de cura.

En caso de que el primer paso no funcione, su actitud ante el enfermo debe cambiar. Haremos uso de la sordera selectiva como herramienta. La sordera selectiva consiste en hacer caso omiso de lo que dice el enfermo cuando sufra un ataque de victimismo. Esta labor debe hacerse de manera colectiva por todos los allegados del enfermo y pretende quitarle el poder que ejerce sobre otras personas y  que abandone por si solo la enfermedad. Es un proceso lento y debe hacerse de manera constante.

Aunque los pasos a seguir estén numerados, pueden hacerse en distinto orden.

 Nota:

 Asegúrese de no contraer victimismo al no obtener resultados. En ese caso se recomienda utilizar el conocimiento que se tiene sobre el enfermo y utilizar la imaginación para poner en práctica nuevos tratamientos, siempre desde el amor.

Para los afectados directos o pseudo víctimas.

Es un afectado directo aquella persona que padezca  la mayoría de los síntomas anteriormente mencionados  de manera crónica.

Si usted se reconoce como afectado directo de victimismo la metodología a seguir recomendada es la siguiente:

Si toma en serio  este punto y se reconoce como enfermo o enferma de victimismo, ya lleva un gran trabajo hecho para terminar con la enfermedad y es la hora de cambiar. Tenga claro lo siguiente: No es una víctima, es un ejemplo de lucha y autoconocimiento.

Si no se reconoce como enferm@ de victimismo, quizá no lo sea o quizá no se dé cuenta de que lo es. Para salir de dudas observe su lenguaje, como se comunica con el mundo, sincérese consigo mism@, observe si padece alguno de los síntomas  y acéptese  tal y como es. Para paliar la enfermedad es importante la autoaceptación.

En muchas ocasiones la mayoría de la gente sufrimos ataques de victimismo, eso no quiere decir que estemos enfermos. Solo se reconocerán como enfermos las personas que muestren los síntomas de manera crónica.

Me parece importante difundir la existencia del victimismo como patología social. Es el primer paso para acabar con ella y acercarnos cada vez más a una sociedad de luchadores y conseguidores de sueños, no de víctimas que culpan a otros de su condición.

 

Esta entrada ha sido inspirada por la experiencia personal del autor como enfermo directo e indirecto de victimismo y por el libro “Monstruos domésticos” de Ytho Parra.

 

 

 

 

¿Como hablas, como piensas?

El lenguaje quizá sea uno de los mayores exponentes de la condición humana y de su cultura, su complejidad es mucho mayor que la del resto de formas de comunicación de las otras especies.

Por definición, un lenguaje es:

La capacidad propia del ser humano para expresar pensamientos y sentimientos por medio de la palabra o, sistema de signos que utiliza una comunidad para comunicarse oralmente o por escrito.  Fuente RAE

Dentro de la utilización del lenguaje, o de un idioma para ser más precisos, cada individuo tiene su particular forma de expresarse, no hay dos iguales.

A lo largo de la historia se han llevado a cabo diversos estudios sobre la interrelación entre pensamiento y lenguaje.

¿Es el lenguaje el que crea el pensamiento, o es una extensión del propio pensamiento del individuo? ¿Quién hace a quién?

La hipótesis de Sapir-Whorf establece que existe una cierta relación entre las categorías gramaticales del lenguaje que una persona habla y la forma en que la persona entiende y conceptualiza el mundo. También se conoce a esta hipótesis como PRL.  El primer lingüista en mencionar este concepto fue Harry Hoijer.

Según algunos investigadores que han seguido la hipótesis de Sapir-whorf, la memoria y la percepción psicológica se ven afectadas o influidas por la disponibilidad de las palabras y de las expresiones apropiadas.

Si bien en el párrafo anterior nos referimos al lenguaje que utiliza un individuo en su lengua materna, también surgen interpretaciones de la realidad y asimilación de conceptos de forma distinta, según el idioma que se hable. Existen diversos experimentos que se han llevado a cabo y que prueban esto último. Por ejemplo un experimento realizado por John Lucy, con hablantes nativos de inglés y de maya yucateco, mostró como los que tenían el inglés como lengua materna tendían a seleccionar los objetos por su forma, mientras que los hablantes de yucateco solían preferir el material del que estaban hechos. Así, por ejemplo, si se les pedía que eligieran un objeto parecido a una caja de cartón, los hablantes de inglés seleccionarían cajas, aunque fueran de plástico, mientras que los de yucateco elegirían objetos de cartón aunque no tuvieran forma de caja. Fuente Wikipedia

Tras varias lecturas, y los consejos de algún amigo llego a la conclusión de que efectivamente el lenguaje afecta a la forma de pensar y viceversa.

La  diversidad del lenguaje, no es una diversidad  de sonidos y signos sino de formas de ver el mundoKarl Kerenyi

Un ejemplo Real

Hace tiempo una amiga me comentó lo machista que era el castellano, por lo menos el hablado en España. Yo, sin saber a lo que se refería lo negué por completo al principio. Ella me explicó como en el castellano utilizamos palabras referentes al género masculino para mencionar algo muy bueno, expresiones como “es la polla” o “tiene un par de cojones” por ejemplo o referirnos en género masculino cuando hablamos de algo en plural independientemente de que se den ambos géneros.

Por otro lado están las expresiones referentes al género femenino  que utilizamos para describir cosas negativas, “es un coñazo” “es una nenaza”

¿Reconoces estas expresiones? Yo sí.

También me explicó como el uso de este tipo de expresiones podían influenciar en la sociedad y en el pensamiento de la gente que las utilizaba, y me invito a dejar de hacerlo. Algo nada fácil por cierto. En ese momento no pensé que llevara razón, le dije que era algo rebuscado fruto de la exigencia constante de igualdad entre mujeres y hombres. Hoy le doy la razón completamente, esos pequeños detalles hacen al mundo sin que nos demos cuenta, en cualquier ámbito.

Otro ejemplo que he tenido últimamente sobre cómo afecta el lenguaje que utilizas a tu pensamiento y el cual ha sido el último precursor que me ha hecho falta para que escribiera sobre el tema, ha sido el ejercicio recomendado por un amigo.

Este ejercicio consiste en no utilizar palabras negativas a lo largo del día, malas expresiones o quejas sobre cualquier cosa por mínima que sea. Entiendo que el exponer quejas aunque sea solo a ti mismo supone un tiempo que podrías invertir en buscar la solución de lo que te aflige y lo más importante aún es que una queja proviene de una situación negativa para ti, una situación negativa que alimentas con la propia queja. “La pescailla que se muerde la cola”.

Este ejercicio pretende cambiar la actitud ante las cosas, teniendo siempre un pensamiento positivo alimentado por el lenguaje que utilizas. Para esta pescailla sí que es bueno morderse la cola.

En fin, si en el artículo anterior mi recomendación fue poner atención a lo que tu cuerpo te quiere decir, en este, te invito a que prestes atención a lo que tú dices y como lo dices, recuerda que el lenguaje hace al pensamiento y  viceversa, el pensamiento a las acciones y las acciones hacen a la vida.

Muy buen día!!

También te invito a que me dejes un comentario bien jugoso y lleno de crítica e incontinencia verbal.

Lo que tu cuerpo tiene que decirte

Al igual que nos fijamos en nuestro hogar, en como decorar cada habitación, donde posicionar los muebles para administrar bien el espacio, de  qué color vamos a pintar sus paredes o que sea un buen lugar donde vivir, es imprescindible tomar la misma consciencia o más con nuestro cuerpo. Porque tu cuerpo es realmente tu casa, donde habita tu ser en todas sus facetas.

A todo el mundo le gusta vivir en un lugar confortable, seguro  y limpio ¿Verdad?

Es hora de aplicar la misma actitud con nuestro cuerpo.

Para hacer de tu organismo un buen sitio que habitar hay que entender que él mismo hace sus propias mediciones de lo que le rodea y le incumbe. El cuerpo es sabio y conoce perfectamente lo que le conviene. Él nos habla, nos dice con su particular lenguaje que es lo que necesita en cada momento. Nos lo dice con dolencias, enfermedades, señales en la piel, el nivel de energía que tengamos, bienestar o malestar al hacer la digestión, etc. Existen numerosas señales que nos envía para saber si vamos o no por buen camino, si quiere descansar, nutrirse o descargar energía por ejemplo. El problema es que la mayoría de la gente no sabemos escucharlo, nadie nos enseña. De hecho el estilo de vida occidental se aleja mucho de que nosotros, sus integrantes, aprendamos esta capacidad. Pero bueno, eso ya lo sabrás.

“La enfermedad es la expresión que tiene el cuerpo al mostrar lo que la mente aún no ha llegado a entender” Carl Jung

Mente

Como decía, nuestro estilo de vida actual implica desordenes en nuestro cuerpo, llamémoslo “hogar” a partir de ahora.  La alimentación es uno de los factores que más influye en nosotros y que menos tenemos en cuenta.

Somos lo que comemos. ¿Eres un cubo de basura? Si cambias tu alimentación cambiarás tu persona.

Comemos regidos por unos horarios de trabajo que nada tienen que ver con los nuestros, el que sea la hora de comer no quiere decir que necesites comer en ese preciso momento. Además lo hacemos  deprisa y sin prestar atención a la propia tarea de alimentarnos. ¿Has profundizado alguna vez sobre la acción de comer, de alimentarse?

No se trata solo de engullir alimentos para saciar nuestra hambre, se trata de nutrirse, es un proceso mucho más trascendente. Estas pasando la energía de otros seres a tu propio ser, estas cambiando algo de tu “hogar”.  Imagina de donde viene cada alimento que ingieres y de dónde sacó su energía ese alimento. ¿Te gustan los cambios que realizas en ti mismo cada vez que comes?

Lo mismo ocurre con otras acciones que se requieren en nuestro “hogar”, las pasamos por alto tan a menudo que de repente un día nos duele algo, caemos enfermos, estamos estresados o de un mal humor espantoso. Si tu cuerpo te pide descanso, descansa, si te pide acción, dásela, sexo, comida, ocio, cariño o soledad, lo que sea pero atiende sus necesidades en cada momento, siempre pensando en su cuidado a corto y largo plazo.

Recuerda que es donde habitas,  tu casa desde y para siempre, tu templo.

No estrés. Consejos para combatirlo.

El estrés quizá sea uno de los padecimientos más comunes y menos tomados en cuenta de nuestra sociedad. Todo el mundo, de una u otra manera, ha sufrido algún tipo de estrés o lo sufre habitualmente. Lo peor del asunto es la poca importancia que le damos a esta afección, no somos conscientes de que sufrir estrés por mínimo que sea interfiere en el desarrollo pleno de nuestra vida. Creatividad, bienestar, trabajo, relaciones sociales, son algunos de los campos cotidianos donde se deja notar el estrés.

El estrés suele aparecer cuando ocurren cambios en tu vida, cuando tu trabajo y deberes ocupan gran parte de tu tiempo  y de tu energía o debido a una situación de conflicto. Está relacionado con otras dolencias  físicas como las migrañas, la fatiga o la tensión arterial y muscular, dolencias que merman nuestro rendimiento en la vida personal y profesional.

Ponle fin al estrés, no mires el reloj.

Aquí van unos consejillos para dejar de estresarnos, o para por lo menos, ser conscientes de cuando lo estamos y poner solución.

Mens sana in corpore sano

Hacer ejercicio es una de las mejores tareas que puedes realizar para desestresarte, liberar adrenalina y repartir el gasto de energía entre tu mente y tu cuerpo mejorará considerablemente tu bienestar. Tu cuerpo genera endorfinas e inhibidores naturales del dolor. Para este punto no hay excusa.

 HAZ EJERCICIO!!

Meditación y reflexión

La meditación es pensar y considerar un asunto con atención para comprenderlo bien y tomar una decisión. Puedes empezar a hacer ejercicios de concentración con cosas pequeñas y cotidianas, por ejemplo comer, pasear, escuchar a quien te habla, ducharte, tu respiración, cualquier cosa. Intenta poner toda tu atención en lo que estás haciendo en cada momento. Esto liberará tu mente de muchos pensamientos que  no te hacen ninguna falta para realizar una tarea determinada. Piensa en el ahora.  Al enfrentar un conflicto, dedícale un tiempo de tu día únicamente a reflexionar y meditar sobre él, poniendo toda tu concentración y posicionándote de manera externa al propio conflicto, para que las emociones no afecten a la decisión final que tomes.

Mente en blanco

Otra tarea relacionada con la meditación es dejar la mente totalmente en blanco. Haz esto cada mañana al levantarte, no dejes que ningún pensamiento ocupe tu cabeza durante unos diez minutos. Es como resetearte.

Estos ejercicios ayudan a conocerse a un@ mism@ y averiguar en qué momentos comienzas a estresarte y cómo remediarlo.

Por ultimo si deseas una vida más relajada y plena, no ignores a tu cuerpo, escúchale. Él te dirá lo que necesitas saber para alcanzar un mayor bienestar.

Nadie mejor que tú para sanarte.

Espero que te sirvan estos pequeños consejos para desarrollar un día a día más feliz y sin estrés.

Te interesa.

7 tips para hacer más relajante tu casa

Romper con el tiempo

 

Inteligencia colectiva. Somos uno

Las personas somos seres llenos de contradicciones. Es curioso como cada uno de nosotros se siente protagonista de su historia, como nos consideramos especiales y únicos siendo a la vez tan iguales, es difícil ver la semejanza que nos une, fruto de la pertenencia a un todo mucho mayor.

Es cierto, cada individuo es único, tu eres únic@, e igual de especial y único que el resto de  unidades del conjunto.

En las últimas décadas ha ido cogiendo fuerza el concepto de inteligencia colectiva.

¿Sabes qué es?

La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos o seres vivos, generalmente de una misma especie. Es un término generalizado de la cibercultura o la sociedad del conocimiento.

En la naturaleza existen ejemplos de inteligencia colectiva., algunas especies de hormigas son  de los más reconocidos, viven en comunidades compuestas por individuos independientes que se organizan para alcanzar un fin común. Son los denominados superorganismos.

Imagina un mundo donde todos estamos interconectados como neuronas de un mismo cerebro, cada una de ellas posee independencia del resto pero contribuye al pensamiento global, queriendo o sin quererlo. Ese mundo ya existe.

crowdsourcing-cartoon

¿La sociedad humana posee inteligencia colectiva?

Hoy en día existen ciencias emergentes en torno a este concepto, que lo estudian y  buscan su aplicación práctica para la solución de problemas reales. Parece ser que no es fácil entender el funcionamiento de la inteligencia colectiva en todos sus aspectos, y ni si es algo completamente aplicable y funcional para los seres humanos. Influyen un gran número de factores a tener en cuenta, y dependiendo de en que casos.

La IC se puede aplicar para la toma de decisiones de un grupo para predecir eventos  y alcanzar metas que beneficien al individuo, y al conjunto.

 Diferentes técnicas de colaboración basadas en la I.C.                  

Crowdsourcing

Según Jeff Howe, editor de la revista “wired” y creador del blog  crowdsourcing.com.

El crowdsourcing es:

 La externalización, por parte de una empresa o institución, de una función realizada por un empleado a un grupo indefinido (y normalmente grande) de personas mediante una convocatoria abierta. Esta externalización puede tomar la forma de una producción-de-iguales cuando el trabajo se realiza de forma colaborativa, pero también puede llevarse a cabo de forma individual.

Fuente: http://www.crowdsourcing-blog.org/

Algunos de los ejemplos del corwdsourching son:

Youtube               Wikipedia          Digg

12 ejemplos de crowdsourcing

Conmutación humana

La computación basada en humanos es una técnica informática en la que un proceso computacional desempeña su función mediante la externalización de ciertos pasos hacia el ser humano Este enfoque utiliza las diferencias en las capacidades y los costos alternativos entre los seres humanos y los agentes informáticos para lograr una interacción simbiótica humano-ordenador.

En la informática tradicional, un ser humano emplea un ordenador para resolver un problema, un humano proporciona una descripción formal del problema a un ordenador, y recibe una solución para interpretarla. La computación basada en humanos con frecuencia invierte los papeles: el ordenador le pide a una persona o un grupo grande de personas que resuelvan un problema, a continuación, recopila, interpreta e integra sus soluciones.

 Un ejemplo de computación humana es el sistema de seguridad CAPTCHA’s

Duolingo, un proyecto de computación humana.

Crowdfunding o micromecenazgo

Cooperación colectiva, llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones”  Fuente Wikipedia.

Parece ser que poco a poco la humanidad se dirige hacia una forma de comportamiento más propia de un superorganismo que de individuos independientes. La pregunta es:

¿Seriamos un superorganismo inteligente capaz de tomar decisiones coherentes y acertadas?

¿Desaparecerá por completo la autocrítica?

Te invito a reflexionar sobre este tema que  a mi parecer es bastante interesante.

No dejes de ver:

Blog de inteligencia colectiva Gran trabajo y buena información sobre este concepto y sus posibilidades.

Romper con el tiempo

No tengo tiempo.

 Quizá te suene esta frase, probablemente la repitas varias veces a la semana. Y es que no tener tiempo parece que es algo demasiado común ¿Por qué no tienes tiempo? ¿Qué es lo que te mantiene  tan ocupada? ¿El trabajo? ¿Los estudios? ¿Todas esas tareas cotidianas que nos auto imponemos por norma social? Por el “qué dirán”.

A todos nos falta el tiempo de alguna manera. Por lo general, y desgraciadamente, siempre nos falta para cumplir nuestros sueños o metas personales, para disfrutar de nuestra gente o simplemente no tenemos tiempo para dejarlo pasar, sin más. Vivimos inevitablemente bajo su yugo, con la presión constante de que se acerca el final, de que se nos agota la vida, y aunque no lo pensemos con frecuencia, es un fantasma que siempre anda rondándonos por la cabeza.

En definitiva, nuestra felicidad depende de este elemento. Pero el tiempo tiene secretos, tiene grietas y puntos débiles por donde atacarle y así dejar de ser esclavos de su arena.

PERCEPCION

En estos últimos años de mi vida me hice una verdadera víctima de esta enfermedad social, de esta obsesión por el tiempo. Quería ponerme realmente serio en el trabajo, me establecí un horario, con las tareas muy apretadas para no tardar demasiado, también me hice con una agenda que me recordaba las fechas y el tiempo del que disponía constantemente para realizar mi trabajo, todo estaba medido al milímetro. Al principio iba medianamente bien. Cumplía casi todos mis objetivos y horarios, pero poco a poco fue decayendo mi motivación y aumentando mi  estrés.

Cuando no cumplía alguna tarea en su horario establecido me frustraba y sentía que no la había aprovechado, esto hacía que cada vez que trabajaba mirara la hora como si fuera una carrera contra reloj (esa carrera está perdida de antemano), lo que a su vez hacía que no cumpliera con el siguiente  objetivo,  la pescailla que se muerde la cola. No era consciente de que todo necesita su dedicación en total plenitud independientemente de minutos y horas……….De minutos y horas pasé a días, meses y años, mi obsesión creció y viendo la velocidad con la que se  pasaba la vida, caía de manera continua en un bucle de desidia y pereza, sentía que la carrera estaba perdida y que ya no valía la pena esforzarse.

El reloj me hacía infeliz.

Poco  a poco y con la ayuda de buenos conversadores fui sacando conclusiones que me harían más feliz con el tiempo

SALTO

 Prioridades

Una de las claves  es priorizar las acciones de tu día a día y en tu vida. Reorganizar las cosas según el valor real que tengan para ti. Para esto hace falta que tengas una conversación sincera contigo mism@

¿Qué es lo importante en tu vida? Familia, pasiones, amigos…  ¿Cuánto tiempo le dedicas? ¿Te gustaría dedicarle más momentos a esa actividad? Si crees que sí, dedícale lo que se merece y ponlo en el primer lugar de tu lista de prioridades o tareas diarias.

Cuando hacemos algo que nos gusta no miramos el reloj. Es un buen primer paso.

El tiempo es un invento del hombre. Algo creado culturalmente para conocer los ciclos de la naturaleza y después para organizarnos, hasta ahí todo bien, pero no olvides dejarlo a un lado para todo lo demás.

Por ejemplo

En algunas zonas de Asia hay gente a la que le cuesta calcular los años que tiene. No miden su vida en años, sin embargo son muy conscientes de las metas que han cumplido y de momentos importantes en sus vidas, una persona es las experiencias que haya vivido, no los años que tiene. ¿En qué mides tu vida? ¿Cuáles han sido tus experiencias?

Vivir el presente continuo

Es habitual que recordemos cosas del pasado y que pensemos en nuestro futuro pero lo único que tenemos al alcance es el presente, nuestra única herramienta.  El presente es el pasado y el futuro. En él recordamos una cosa e imaginamos la otra. No inviertas más momentos de los necesarios en pensar en  los conceptos de pasado y futuro. Estás aquí y ahora.

Un ejercicio que a mí me viene muy bien es intentar  imaginarme la dimensión  temporal  en toda su infinitud. Imagínatelo por un momento. Es como pensar en todo el espacio del universo. No se concibe.

Imagina ahora que intervalo ocupa tu vida dentro de esta dimensión. Tu vida es algo que apenas existe, solo un instante, solo un flash.

Lo curioso y bello  de este asunto es la enorme casualidad que te hace coincidir en el espacio y en el  tiempo con la gente y las cosas que te rodean. Tus allegados, las personas y sucesos que observas en cada momento. Podrías haber nacido en otro tiempo, podrías no haber coincidido nunca con tus amigos o con tu pareja por cualquier mínima variación en un solo instante. Son casualidades entre el infinito

 ¿Te sientes afortunado por compartir el presente con la gente que te rodea?

Observar este hecho me impulsa a disfrutar del presente, de las cosas buenas y de las malas y me hace ver a las personas que comparten mi presente de una manera más cercana, como si fuéramos lo mismo.

Tu  formas  parte de mi “ahora”, yo del tuyo.

Olvídate del tiempo, piensa que cada momento es único, relájate, disfrútalo.

¿Cómo eres? Test de personalidad y hogar

Averigua si tu forma de ser se corresponde con el que sería tu lugar perfecto donde vivir. Este minicuestionario pretende relacionar de manera directa la personalidad con el hogar.

  • Haz tus elecciones
  • Suma los números de cada elección
  • Comprueba en que intervalo de puntuación te encuentras.

¿Cómo eres? ¿Se corresponden los resultados con la realidad?

Quizá descubras algo de ti.

Nota: No consiste en sacar la máxima puntuación

 1º Elige una opción de cada pregunta.

colores

                  ¿Tonos intensos o pasteles?

                                                           colores ideco

                ¿Tonos fríos, cálidos o combinarías  los dos tipos en tu hogar dependiendo de la estancia?                                                                                                         
frios ave COÑO                calidos AVER                combiancion avers

espacios

             ¿Prefieres que en tu casa predominen los espacios abiertos o prefieres las estancias divididas?

diafano                                            velado

            ¿La decoración con pocos elementos, o aprovechando todo el espacio?

minimal                                             recargado

estilos

            ¿Que te seduce mas? ¿Lo rustico o los últimos diseños?

moderno                                           rustico

          ¿Dejarías espacio para la vida vegetal, o prefieres rodearte de ambientes mas urbanos?

artificial                                              bucolico

lineas

         ¿En tu hogar predominarían las lineas curvas, o las rectas?

rectas                                               curvas

        Por último, ¿Hacia donde orientarías tu casa? rosa

2º Suma los números de cada elección. ¿Cuál es el resultado?

3º Observa a continuación en que  intervalo de números  se encuentre tu resultado.

Cada intervalo corresponde a ciertos rasgos de personalidades distintas ¿Cuál te ha tocado? ¿Es real?

Si tu resultado está entre los números 16 y 33

Quizá seas una persona enérgica, cercana, afable y emotiva. Tienes una personalidad clara y bien definida eres muy natural, como un libro abierto, y  sensible, te afectan mucho tanto las cosas buenas como las malas. Quizá también seas algo variable en cuanto a las emociones pero fuerte y decidida.

       Si tu resultado está entre los números  34 y 51

Eres alguien prudente, agradable y respetuoso. Te emocionas fácilmente e intentas razonar todo aquello que sientes. Eres sociable y activ@, alegre la mayor parte del tiempo y en ocasiones melancólic@ e insegur@. Una persona equilibrada y fuerte que se hace aún más fuerte cuando está acompañada.

       Si tu resultado está entre los números  52 y 68

Hablamos de una personalidad afable pero distante, al principio quizá seas alguien frio pero cercan@ y abiert@ con el tiempo. Alegre, no demasiado emotiv@  y, aunque nostálgic@, piensas más en tu futuro con aires de esperanza que en tu pasado. Eres más sensible de lo que aparentas, y más sociable de lo que te gustaría en ciertas ocasiones.

      Si tu resultado está entre los números  69 y 86

Se trata de una personalidad algo fría y distante. Quizá seas alguien independiente, sensible pero muy autosuficiente, calmad@ y seguro o segura de sí mis@.  Alguien a quien no le gustan demasiado las multitudes y, aunque seas tranquil@, puede que te irrites con facilidad. Tremendamente sincer@ y con una personalidad muy marcada.

¿Y bien? ¿Te identificas con algunos de estos rasgos? Independientemente del resultado de éste, o de cualquier otro test u opinión que tengas sobre ti, no olvides que puedes ser quien y como quieras, seguro que una gran personilla.

Buen día.

Pd: Recuerda, puedes dejar un comentario y contarnos lo que piensas.

NO TE LO GUARDES, CUÉNTAMELO!!

Te interesa:

Influencia psicológica de los colores

¿Por que pertenecer a un grupo?

¿Sabías que el ser humano es el animal más social del planeta?

Esto es así debido a nuestra lentitud para desarrollarnos. Somos dependientes de nuestros progenitores hasta edades muy avanzadas, desde tiempos inmemoriales hemos necesitado la protección del grupo, y  si a eso además le añadimos el apego emocional que adquirimos con el paso del tiempo, las relaciones duran de por vida y nuestros seres más cercanos se convierten en nuestros seres más queridos.

Somos sociales hasta el punto de que el ser humano necesita de otras personas para poder ser completamente humano. ¿Has pasado alguna vez bastante tiempo sol@?

Necesitamos expresarnos y que alguien escuche nuestro mensaje, que nos comprendan, necesitamos pertenecer a un grupo y sentirnos parte de él.

Esto último es mucho más importante de lo que aparenta. Sentirnos arropados por los nuestros, nos aporta una fuerza extra y confianza en nosotros mismos, esas personas son tu hogar, tu refugio y hay  que cuidarlo y conservarlo en buen estado. De eso se trata de cuidarse unos a otros, de estar a las buenas y a las malas, de quererlos como son, sin intentar cambiarlos, disfrutar de la esencia de los que nos rodean y compartir la nuestra sin miedo, sabiendo que siempre te aceptaran tal y como eres.

Muéstrales tu amor, recuérdaselo, recuérdales también que les  apoyas, que les perteneces.

Somos familia, somos manada.

3 motivos por los que volver a los árboles

Vivimos sin conocimiento, haciendo alarde de una memoria  histórica que ninguno hemos conocido  realmente. Al estar tan sumergidos en este modo de vida, de sociedad, olvidamos nuestra procedencia única,  esa que está más allá de la cultura conocida, más allá de las sociedades más antiguas, donde las primeras concepciones espirituales y creencias lindaban con los instintos de supervivencia más básicos.  Es nuestro origen natural, del cual nos estamos separando cada vez más.

Está más que comprobado como las personas que viven rodeadas por la naturaleza o tienen un contacto habitual con ella, obtienen múltiples beneficios con respecto al bienestar físico y mental. Es como volver a casa. Te invito a que lo descubras por ti mism@. ¡Date un paseo!

Beneficios de ambientes naturales

1 Ayuda a la concentración

2 Reduce la agresividad

3 Favorece la recuperación en caso de enfermedad y previene de otras

http://www.tendencias21.net/La-naturaleza-favorece-el-bienestar-fisico-y-psiquico-del-ser-humano_a4488.html

Si no puedes permitirte vivir en el campo o visitar entornos naturales a menudo, una opción es convertir el espacio que te rodea. Llevar la naturaleza a casa.

1 Convierte tu balcón en un pequeño jardín.

2 Las habitaciones de tu casa también pueden albergar vida natural, hay innumerables plantas de interior que le darán a tu vivienda un toque bucólico. También existen los jardines verticales, que aunque son  algo caros, valen mucho la pena.

http://idecogrupo.com/2015/02/la-vida-interior-de-las-plantas-de-interior/

3 Cuando estés estresad@ puedes ambientar tu casa con sonidos naturales, como el canto de algún pájaro el sonido del mar o de un rio. Esta práctica te ayudará a relajarte.

4 Sírvete de ciertos aromas naturales para perfumar tu hogar. También ayudan a la relajación.

5 Una actividad que está muy de moda últimamente es cultivar un minihuerto. Si tienes un balcón por pequeño que sea, puedes plantar hortalizas, tomates o algún frutal no demasiado grande. Cultivar y ver crecer lo que un@ ha plantado produce un gran bienestar.

No olvides tus raíces, sin ellas no hay fruto.

 

 

¿Has notado algún cambio en tu vida?

¿Cuántos años tienes?  ¿Estas segur@?

Según diversos estudios los átomos de nuestro cuerpo se recambian de manera constante, y la mayoría de las células generan otras nuevas antes de morir. En cuestión de 10 años más o menos tú cuerpo ya no será el mismo, todos sus átomos se habrán cambiado por otros y casi todas sus células serán descendientes de las actuales. http://francis.naukas.com/2008/12/08/la-primera-curiosidad-bioquimica-los-atomos-de-nuestro-cuerpo-se-renuevan-cada-5-anos/

Curioso ¿verdad? Toda la vida pensando que eres la misma persona mientras que tu cuerpo se está transformando constantemente. Esto me ha dado que pensar.

Tu cuerpo se reforma

No hay duda, las personas cambian nos guste o no. Maduramos, adquirimos experiencias nuevas, buenas y malas, y formamos parte del intercambio constante de materia y energía que lo mueve todo. Pero habitualmente nos cuesta mucho digerir los cambios. Nos mantenemos firmes en la comodidad de nuestra rutina, no soportamos el hecho de no conocer nuestro futuro, de perder algo o a alguien, la incertidumbre. Pero si la vida es cambio y evolución infinitos, si todo tiende al desorden, al caos que a su vez se dirige a un nuevo orden, si hasta nuestro cuerpo se transforma en otro completamente distinto, si los cambios ocurren sin remedio. ¿Por qué nos resistimos a ellos? ¿Por qué no dejar que fluyan?

Poco a poco nos iremos adaptando a cualquiera de las conmutaciones de nuestra vida. Lo importante es afrontar los cambios de cara, no ponernos la venda y engañarnos a nosotros mismos pensando que todo sigue igual y por supuesto ser conscientes de que para bien o para mal, todo volverá a cambiar.

¿Has pasado por algún cambio importante últimamente?

 No te resistas, deja que fluya, hazle una ofrenda al universo y cambia algo tu mism@ de forma voluntaria. Puede ser un cambio de horarios, de costumbres, de hoobies o un cambio en tu hogar. Verás como todo se hace mucho más llevadero.

http://idecogrupo.com/2015/03/5-motivos-por-los-que-reformar-tu-casa/

Ya no recuerda quien era, pero si quien será. Ella es nostálgica de su futuro…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR