Hogar

La historia interminable

Al leer el título de este post sin duda pensamos en la novela fantástica del escritor alemán Michael Ende publicada por primera vez en 1979. Fue un verdadero éxito desde el mismo momento en que se publicó y ha sido traducida a más de 36 idiomas y conocido diversas adaptaciones cinematográficas.

Se trata de una novela que a pesar de haber sido calificada como “un nuevo clásico de la literatura juvenil”, y defendida por su autor como una novela que se extiende más allá de la mera narración para convertirse en una crítica. Por ejemplo, Ende defendió que la novela expresa el deseo de encontrar la realidad que nos rodea a través de recorrer el camino inverso, es decir, la parte interna de cada uno que reside en su imaginación. Esta es la definición del autor sobre su obra.

La realidad es que todos, escribamos o no, tenemos una historia que contar; en ocasiones contamos historias reales, experiencias vividas y muchas veces contamos la historia de la vida que nos hubiera gustado vivir, lo que deseábamos con intensidad, aquellos sueños no cumplidos por decisiones mal tomadas, todo aquello que estaba destinado para nosotros y que no hemos encontrado en nuestro camino pero que está presente en nuestra imaginación.

Se llama imaginación a la capacidad de la mente que nos permite construir imágenes de las cosas reales como de las ideales para crear una fuerte conexión con el presente. Todos tenemos cierta capacidad de imaginación que no se delimita en imágenes, utiliza los cinco sentidos y a todos los sentimientos. Esta combinación ofrece la capacidad de la emoción.

La imaginación aparecerá entonces representada en la historia de nuestra vida en emociones pero también nos permitirá emitir una conclusión al respecto de alguna otra situación cumpliendo un rol fundamental y determinante en la comprensión de la vida.

Por ello nos permite crear o proyectar ideas nuevas sobre la historia de nuestra vida, en ocasiones sin fundamento que convertimos en la historia de nuestra vida; para muchos la historia interminable.

Rienda suelta a su imaginación, feliz verano.

La primavera la sangre altera

El término prima proviene de «primer» y vera de «verdor» proviene del latín y significa “primer verano” esta estación comienza con el equinoccio de primavera, entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte, y entre el 21 y el 23 de septiembre en el hemisferio sur, y termina con el solsticio de verano.

La primavera ha llegado, los días son más largos, tenemos más horas de luz que nos hacen vivir con mayor locura, sentir, desear y disfrutar con auténtica pasión las emociones.

A la primavera se le atribuyen muchos efectos, muchas personas ven alterado su estado emocional pero no todas de manera positiva porque hay quienes se alteran con la astenia primaveral que aunque no suele durar mucho, hay un cambio hormonal y se puede equilibrar con actividades placenteras, practicando deporte o dándose un capricho, se puede elegir…

La primavera es uno de los mejores períodos para iniciar nuevas acciones, un estudio señala que el 28% de los europeos apunta a la primavera como una de las estaciones dónde iniciar relaciones románticas de las que son responsables las hormonas, está euforia provocada por las alteraciones es un fenómeno al que solemos referirnos cuando decimos “la primavera la sangre altera” y, entre sus consecuencias, la sensualidad y la sexualidad son las más beneficiadas.

La llegada de primavera provoca una serie de estímulos que hacen que cambiemos nuestros hábitos de vida, tenemos más energía y aumenta nuestra actividad, los espacios de tiempo fuera de casa son más largos y nuestra alimentación es mucho más saludable al igual que nuestro vestuario es mucho más ligero y fresco, también eso contribuye a sentir mayor vitalidad y alegría  hasta que acabe el verano, nuestro cuerpo se prepara para ver todo lo positivo. Tenemos más ganas de todo.

A ti… ¿qué te ocurre en primavera?

Los tiempos corren…

Aún con el bikini puesto y las señales evidentes en nuestra piel de los rayos de sol ya encontramos la nueva temporada para el próximo otoño-invierno en tiendas de moda y productos típicos de Navidad expuestos en muchos supermercados antes que finalice septiembre, cuando estamos en plena campaña de “vuelta al cole”.

Se trata de estrategias de marketing de expertos con el fin de llegar al consumidor para hacer frente al frenazo de consumo producido por la inestabilidad económica de este país, y que se ponen en marcha para aprovechar estas fechas en las que se realizan compras de forma masiva e impulsiva. Este método se repite cada año y por eso la percepción es que la Navidad cada vez comienza antes. Si la tendencia se prolonga llegará un punto en que las típicas promociones que se hacen en el supermercado se harán a pie de playa. La realidad es que, sin darse cuenta, hoy se está en la playa y mañana brindando en una de las épocas más consumistas del año.

Según estudios realizados es un pequeño porcentaje de la población el que compra antes de noviembre, así que hay que apuntar a los expertos que igual no es tan efectivo adelantar demasiado las estrategias de venta pues ahora se controla más el gasto, muchas familias tienen problemas económicos y en ocasiones no reparamos en una solución eficiente para poder ayudar a mejorar nuestra situación y una de las primeras medidas es aprender a controlar los consumos de energía. La pregunta que todos los consumidores deben hacerse es si se hace un consumo responsable en el hogar, si se controla el ahorro energético, y si se sabe cómo hacer para ahorrar energía… ¿Se hace un buen uso de nuestro sistema de calefacción?, ¿mantenemos una buena temperatura en nuestras estancias? ¿se ha valorado el aislamiento cuando se ha realizado alguna reforma en casa?. ¿Se tiene en cuenta el etiquetado energético a la hora de realizar la compra de un electrodoméstico? ¿Se evalúa el consumo de energía?.

Ante todas estas cuestiones es conveniente saber aprovechar las horas de luz para determinadas tareas y obtener información sobre el consumo de los electrodomésticos, y sobre todo de estos en reposo; estos aparatos suponen un gasto de energía mayor en el tiempo de reposo que durante su uso.

Revisar el consumo de los aparatos en reposo o elegir aparatos que no registren consumo de energía cuando no estén en uso también debe ser una medida de ahorro, pues este es un gasto oculto en el hogar y hay que valorar que no se trata sólo de un ahorro económico sino también medioambiental.

En la siguiente imagen podemos ver un listado de aparatos con mayor consumo en espera:

tabla

Por lo tanto, si tu economía no es de lo más solvente en este momento, es fundamental intentar moderar el consumo energético y por supuesto suavizar la siempre temida cuesta de enero vigilando el gasto en las fechas que se aproximan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR